Presentación de Ponencias

Tras muchos debates internos en el seno de SOMOS, por acuerdo unánime de todas sus activistas, convenimos que los Encuentros Estatales deben girar en torno a cuatro líneas. Las exponemos a continuación:

LÍNEA DE TRABAJO 1: RURALIDAD. Los XXIX Encuentros Estatales de entidades LGTBIQ deben tener un claro componente de ruralidad, entendido el concepto como un protagonismo mayor de organizaciones que trabajen en lugares pequeños y no en grandes urbes. La pretensión de esta línea de trabajo es que podamos visualizar ese conjunto de fenómenos sociales que se desarrollan en entornos rurales y que permiten (o no) la construcción de la identidad de una manera saludable. 

LÍNEA DE TRABAJO 2: ENDODISCRIMINACIÓN E INVISIBILIDAD. En segundo lugar, establecimos un segundo eje de trabajo que pretende que analicemos, por un lado, la invisibilidad de otras realidades que quedan fuera de muchos de los discursos LGTB como pueden ser, por poner algunos ejemplos, las realidades asexual, panromántica, demisexual, o las identidades no binarias (entre otras muchas)… así como otras formas de discriminación dentro del propio colectivo: personas LGTBIQ y refugio, diversidad funcional y LGTBIQ, etnicidad LGTBIQ, etc.

LÍNEA DE TRABAJO 3: SALUD SEXUAL ¿Y ECONOMÍA? Esta línea de trabajo pretende discutir aspectos de la realidad LGTBIQ que está enfrentando al propio colectivo en posiciones contrarias; sí, nos referimos a cuestiones que van desde la Gestación Subrogada hasta la Profilaxis Post- Exposición al VIH. Las organizadoras de los encuentros apostamos por la confrontación directa de discursos que, desde el respeto mutuo, nos permita enriquecernos y constatar diferentes opiniones en temas que están polarizados.

Gestación subrogada y PrEP no son los únicos temas que entrarían en esta línea, son tan sólo dos ejemplos.

Cuando vayan llegando las aportaciones en esta línea preguntaremos si quieren defender su postura frente a otra organización que defenderá una diferente.  

LÍNEA DE TRABAJO 4: EDUCACIÓN Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN. Sabemos de la necesidad de abordar el bullying LGTB+fóbico. Sabemos de la delgada línea existente entre el bullying y el delito de odio. Sabemos también de la libertad de expresión, de la libertad de cátedra y de la libertad de conciencia, ahora bien, ¿tenemos claro nuestro discurso frente a quienes afirman que adoctrinamos en las aulas?, ¿sabemos cuáles son las herramientas que tenemos frente a aquéllos que dicen que imponemos una ideología de género?, ¿tenemos claras las estrategias como entidades LGTBIQ?

Anuncios