Las pajaritas de Huesca

pajaritas-de-huescaCuando el Ayuntamiento de Huesca dio a conocer el proyecto de construir un parque para la ciudad, Ramón Acín escribió un artículo en El Diario de Huesca (6-VI-1927) elogiando la idea y pensando, como sensible pedagogo que era, en los niños: Las aguas, las escuelas, los árboles. He aquí los tres problemas capitales de la ciudad. Todo para los niños; la higiene, la cultura, la alegría y la salud. Los niños son la única esperanza de un mañana mejor.

Miguel de Unamuno, gran aficionado a construir pajaritas de papel, había publicado en 1902 unos “Apuntes para un tratado de cocotología”, que justificaba en sus primeros párrafos de este modo: consideraré a las pajaritas de papel como un juego infantil y haré la historia de los juegos infantiles y de todos los juegos en general. Federico García Lorca en su Libro de poemas (1921) dedicó una composición de nueve versos titulada “Pajarita de papel”, cuyos cinco primeros versos empiezan así: ¡Oh pajarita de papel! / Águila de los niños / Con las plumas de letras / Sin palomo / Y sin nido … En 1925 Oscar Esplá había puesto música al “guirigay” de canciones infantiles conocido como la “Pájara Pinta”, que había recopilado por entonces Rafael Alberti y llevará al teatro, con música de Esplá.

El título original que le dio Ramón Acín cuando presentó la maqueta en su exposición en las Galerías Dalmau de Barcelona, en diciembre de 1929, era el de “Fuente de las pajaricas (cemento y hierro), instalada en el parque de los niños de Huesca.” Sin embargo, en el número del 15 de noviembre de 1929 de La Gaceta Literaria, se publicó una diminuta fotografía de Las Pajaritas con este pie: “Monumento a la pajarita, del que es autor Ramón Acín y se inaugurará en breve en el Parque de los Niños de Huesca”.

cropped-cropped-cartel_pajaritas_06.jpgA veces se ha escrito que Las Pajaritas era un monumento a la papiroflexia, pero ni fue concebido como tal, ni siquiera como monumento, sino más bien, como fuente para los niños que jugaban a su alrededor.

Por eso y porque los años las han convertido en un icono de la infancia de generaciones de niñas y niños oscenses y todo un símbolo para la ciudad, las teñimos del color de la diversidad en este 2017. 

Anuncios